días
  €
  €
  €
  €
  

¿Buscas préstamos urgentes de respuesta inmediata?

Actualmente el mercado financiero y principalmente el área de créditos y préstamos por las distintas instituciones financieras tradicionales han tenido muchas complicaciones en el otorgamiento de los mismos.

Sin embargo gracias a los adelantos tecnológicos en cuanto a telecomunicaciones y además de la escasa seguridad jurídica en cuanto a este tema ha dado pie a un nuevo nicho de mercados en el mundo financiero.

Las casas o entidades financieras de crédito día a día proliferan debido a su efectividad, además de ser más rápido que los créditos y préstamos tradicionales y menos complicados, obteniendo el dinero que se solicita en menos de 24 horas.

Prestamos urgentes

¿Cuándo solicitar un préstamo urgente?

Hay momentos en la vida que se requiere disponibilidad de dinero y no se cuenta con el tiempo necesario para solicitarlo en los bancos tradicionales donde se requiere de tiempo para reunir los requisitos requeridos para la solicitud y verificar los datos de la solicitud.

Además de la pérdida de tiempo que representa ir a un banco o entidad financiera a solicitar el crédito o préstamo y consignar los recaudos solicitados además de la espera con la verificación de datos.

¿Cuáles son los requisitos de un crédito online urgente?

A diferencia de la banca tradicional los requisitos para obtener préstamos y créditos urgentes son bastantes prácticos y sencillos, además de permitir en la mayoría de los casos hacerlo vía internet de manera online.

Para la solicitud de créditos online urgente debes consignar los siguientes requisitos:

  • Edad: Debes estar entre los rangos de edad que exige la ley entre 18 y 75 años de edad.
  • Ingresos: Aunque no es condición determinante para solicitar un crédito urgente online, debes demostrar que tienes ingresos fijos mensuales para garantizar el pago del crédito adquirido.
  • Residencia: Debes demostrar que eres ciudadano o residente del país donde estés solicitando el crédito urgente, mediante la presentación del D.N.I o N.I.E.
  • Datos de Contacto: Como Números de teléfono Locales o móviles y Cuentas de correos electrónicos donde poder contactarte y enviarte información referida al crédito.
  • Cuentas bancarias: Esta condición de ser titular de una cuenta bancaria es requerida por todas las oficinas de créditos online urgente y algunas exigen ser titular de tarjetas de crédito para asegurar el pago del mismo.

¿Que debo tener en cuenta al solicitar un crédito urgente?

Antes de solicitar un crédito online urgente debes estar claro en algunos aspectos que aunque son básicos a veces se omiten tales como:

El monto que realmente necesitas para cubrir la emergencia, si el gasto o la inversión que piensas realizar realmente requiere la premura, si vale la pena dado que estos créditos son más costosos que los créditos tradicionales, cuentas con la capacidad de pago para devolver ese dinero.

Resumiendo debes estudiar el plazo y el importe del microcréditos y también los intereses a pagar y tu capacidad de pago para evitar caer en listas de morosidad o ASNEF.

Ventajas de los préstamos urgentes para nuevos clientes

Existen varias ventajas y puede decirse que son más ventajas que inconvenientes, pero sin embargo, debes tener presente que puede convertirse en un arma de doble filo para tus finanzas personales, dado que por premura solventar una emergencia actual pero creas una a futuro.

Pudiendo dar pie a caer en impagos o morosidad lo que te limitará a solicitar créditos a futuro, las principales ventajas son:

Rapidez: su respuesta oscila entre 15 minutos y 24 horas, dependiendo si tus requisitos están en orden de acuerdo a la exigencia de la entidad financiera que conceda el préstamo y también las condiciones que aplica el banco donde tengas tu cuenta personal.

Facilidad de devolución del dinero solicitado: Por ser montos pequeños y plazos relativamente prudentes de acuerdo a tu capacidad de pago, de acuerdo a una buena planificación a pesar de que los intereses están por encima de la tasa Anual Equivalente (TAE) que Oscila entre 8 y 10 % se hace bastante cómodo devolver el dinero y los intereses en el periodo acordado.

No hay cobro de comisiones: Por hacerse de manera directa para este tipo de préstamo se omite para los préstamos rápidos la ausencia de cobros de comisiones de estudio de factibilidad por parte de la institución y comisiones de apertura además de manejo de gestores.

Algunas instituciones y de acuerdo al monto y las condiciones obligan a suscribir un seguro para cubrir el impago por casos extremos como el fallecimiento del solicitante.

Variedad: Por la proliferación de este tipo de préstamos y entidades que ofrecen este tipo de servicio financiero su rapidez y versatilidad abundan las ofertas lo que hace que cada día se hagan más atractivas de acuerdo a las condiciones que ofrecen y que se adapta a la necesidad de cada usuario.

Diferencia entre créditos rápidos online, prestamos rápidos online y mini préstamos

Su diferencia radica en los montos solicitados, el plazo y la tasa aplicable, los mini créditos y microcréditos oscilan entre los 50 y 300 Euros pagables a 26 días con tasa del 1% diario omitiendo la Tasa Anual Equivalente.

Mientras que los mini préstamos van desde los 1000 hasta los 6000 Euros y son concedidos además de las entidades Financieras de Créditos como por la banca tradicional y pueden ser devueltas hasta en tres años con intereses más bajos.

¿Qué hacer si no puedes pagar el crédito?

Allí se observa el descuido a la hora de solicitarlo, dado que debes revisar tus ingresos para hacerle frente al compromiso.

Si sospechas no poder cancelar a tiempo debes notificarlo a la institución y refinanciar la deuda, los plazos y la tasa, evitando caer en morosidad.

En los casos cuando no se cancela la deuda a tiempo las instituciones financieras de créditos recurren entre otras a las siguientes medidas:

  • Aplicación a intereses adicionales por incumplimiento de deudas.
  • Sanciones de 20 a 30 Euros por incumplimiento.
  • Publicarte en lista de morosos como ASNEF.
  • Denuncia y reclamación judicial en casos extremos cuando la devolución del dinero no avanza.