días
  €
  €
  €
  €
  
.

Solicita minicréditos rápidos online

Desde que aparecieron los minicréditos rápidos la industria financiera ha visto como cientos de miles de usuarios los han escogido esta opción como método de obtener algo de dinero al instante y sin muchas complicaciones.

Eso sí, aún cuando está opción se ha convertido en una de las favoritas y más usadas dentro de la industria financiera, también es cierto que muchos, aún hoy desconocen realmente como funcionan y cómo se puede obtener uno de estos préstamos.

Minicreditos rápidos online

Pero primero, ¿qué son los créditos rápidos?

Son instrumentos crediticios otorgados y financiados por empresas especializadas no pertenecientes al sistema bancario, que aún cuando se asemejan a los créditos tradicionales difieren de ellos en aspectos tan esenciales como su método de obtención y sus condiciones básicas.

Estos préstamos urgentes están enfocados en satisfacer necesidades puntuales y prioritarias, proporcionando a sus usuarios una cantidad de dinero bastante reducida y con un corto plazo de pago, aspectos totalmente contrarios a los encontrados en opciones más tradicionales.

En cuanto a los intereses, estos créditos suelen poseer tasas de interés considerablemente más altas de lo común, sin embargo gracias al escaso tiempo para el pago total, los intereses no suelen representar un serio problema para los usuarios.

Minicréditos online: no más papeleos

Una de las mayores ventajas que poseen este tipo de créditos en lo sencillo que puede resultar obtenerlos.

Y es que para nadie es un secreto que a la hora de solicitar un crédito tradicional, la institución o banco exigirá una serie de recaudos en físico que muchas veces hacen imposible obtenerlo.

Los créditos rápidos, por el contrario se distinguen por poseer un método de solicitud exageradamente sencillo, evitando en todo los pasos el papeleo molesto característico de otros instrumentos.

De hecho, en principio a la hora de solicitar un crédito online no tendrás que presentar ningún recaudo en físico, salvo algunos casos muy puntuales en los que un asesor puede solicitar soportes digitales de datos proporcionados.

¿Cómo solicitar un minicrédito online?

Para solicitar tu propio mini crédito online basta con que sigas un par de pasos sencillos.

Primero debes escoger el monto que solicitará y el tiempo para pagarlo.

Luego debes completar un sencillo formulario donde además de solicitarse datos básicos, tendrás que colocar tu número de cuenta bancario, un número de teléfono, un correo electrónico válido tu número de identificación nacional.

Después sólo resta esperar la respuesta de la empresa, que puede demorar entre 15 minutos y 4 horas.

¿Qué requisitos exigen para solicitar tu mini crédito instantáneo?

A decir verdad, los requisitos exigidos para conseguir uno de estos préstamos son tan sencillos como el propio sistema de solicitud.

Para hacer tu solicitud debes ser mayor de 18 años de edad, nacional o residente legal en el país, contar con un domicilio físico, con un email, un número de teléfono y una cuenta bancaria.

Por lo general basta con que indiques los datos en el formulario establecido para tal fin. Sin embargo cuando solicitar montos cercanos al límite superior de 1000 euros la empresa puede solicitar que compruebes uno o más requisitos.

Un detalle interesante es que luego de solicitar y pagar tu primer minicrédito, la empresa guardará tus datos algo que hará mucho más sencillo el solicitar posteriores préstamos.

Ventajas de conseguir un minicrédito rápido

Sin duda alguna los microcréditos poseen claras ventajas sobre otros medios crediticios tradicionales.

Una de las principales es la posibilidad de obtener uno de forma rápida sin papeleo, sin nómina e incluso estado registrados en ficheros de morosos como el ASNEF, algo que sería imposible de conseguir si se intenta obtener un crédito bancario tradicional.

Otro aspecto que le dan ventaja a estos créditos son sus límites pues al contar con un monto máximo de 1000 euros y un plazo de pago que no excede los 35 días evitarás contraer una deuda muy elevada o mantenerla por mucho tiempo.

De igual forma al ser instrumentos ajenos al sistema bancario tradicional, estos créditos no afectarán de forma alguna tus instrumentos bancarios, es decir, tus tarjetas de créditos, hipotecas u otros servicios, algo que resulta conveniente si estás en proceso de obtener algún tipo de financiamiento tradicional.

¿Cómo aprovechar mis créditos instantáneos sin afectar mis finanzas?

Como todo préstamos, estos créditos afectan en mayor o menor medida tus finanzas personales, sin embargo, esto no quiere decir que no puedas aprovecharlo disminuyendo en gran medida el impacto que tenga sobre tu economía.

En principio recuerda que estos créditos resultan ideales para solventar casos de emergencia por lo que no deben ser tomados como una forma de obtener dinero líquido para realizar compras o gastos no fundamentales.

Partiendo de este punto lo ideal es que sólo solicité la cantidad que necesites, calculando siempre tu capacidad de pago, de esta manera evitarás pedir más de lo que puedes pagar en un periodo específico.

Si tu caso no es de extrema emergencia puedes optar por solicitar tu préstamo cuidando que este sea aprobado dentro de los lapsos en que según tu calendario financiero obtendrás ingresos suficientes como para hacer frente a esta obligación, de esta forma tu presupuesto no se verá superado.

Por último, recuerda que todo préstamo genera una obligación que tarde o temprano debe ser solventada y que de no hacerlo pueden generar serios problemas legales así como la inclusión de tus datos en alguna de las tantas listas de morosos.

Entonces lo ideal es que sólo obtengas un préstamo ante emergencias, eventualidades u oportunidades de inversión, siempre que estés seguro de poseer la capacidad de pago en el lapso previsto en el mismo crédito.