días
  €
  €
  €
  €
  

Solicita tu Crédito personal online

Desde su aparición en el escenario económico actual los préstamos rápidos se han convertido en uno de los instrumentos financieros más usados, aún cuando para muchos puede que sean una verdadera arma de doble filo.

Lo cierto es que sin lugar a dudas estos créditos han desplazado en gran medida a otras opciones crediticias tradicionales, dejando a un lado a los créditos bancarios y a las tarjetas de crédito, instrumentos que hasta hace muy poco no tenían competencia alguna.

¿Qué son los créditos rápidos?

La mayoría de nosotros hemos escuchando al menos una vez el término créditos rápidos, sin embargo son pocos los que a ciencia cierta saben con detalles de que se trata este término.

Los créditos rápidos son instrumentos de préstamo otorgado por empresas financieras dedicadas a tal fin, estos préstamos poseen cuantías considerablemente bajas, una tasa de interés elevada y un tiempo máximo de pago que difícilmente supera los 31 días.

Creditos personales rápidos online

Por lo general estos créditos son de fácil obtención, basta con cumplir una serie de requisitos mínimos y el crédito será aprobado.

Para ser elegible basta con ser mayor de edad, poseer un correo electrónico , un número de teléfono y una cuenta bancaria.

¿Cómo funcionan los créditos rápidos?

El funcionamiento de estos minicréditos es muy similar al de un crédito bancario tradicional.

Luego de cumplido el protocolo de solicitud, la financiera suele tardar un par de minutos en brindar una respuesta a la solicitud.

Si el crédito ha sido aprobado, por lo general la empresa tarda entre 10 minutos y 1 hora en colocar el dinero en tu cuenta.

Normalmente la misma empresa específica claramente los métodos de pago disponibles y te informará con detalle el monto exacto que deberás pagar.

Cómo solicitar un crédito en PrestamoRapido.es

Gracias a su alta capacidad de interactividad este portal hace que tu experiencia a la hora de pedir un préstamo sea sencilla, agradable y verdaderamente rápida.

Para comenzar sólo deberás seleccionar el monto de tu préstamo partiendo de 300 euros y teniendo como límite máximo 1000 euros, allí mismo podrás seleccionar el tiempo en el que deseas pagar tu préstamo alcanzando un máximo de 35 días.

Luego basta con que llenes un sencillo formulario en el que sólo se te pedirán datos básicos que le sirvan a la financiera como soporte de tu identidad, sólo en pocas ocasiones los asesores financieros se comunicarán contigo para solicitar información adicional.

Al enviar este fichero la empresa tardará algunos minutos en revisar y corroborar tu información, y en caso de haber conseguido el crédito se procederá a realizar el depósito de la cantidad aprobada en la cuenta bancaria que has proporcionado.

¿Cuándo podré disponer del dinero de mi crédito rápido?

En teoría luego de realizada la transferencia de fondos, proceso que dura entre 30 minutos y 4 horas, deberías poder disponer del dinero prestado.

Sin embargo existen circunstancias que pueden retrasar este proceso.

Un ejemplo claro es cuando el préstamo se solicita en fin de semana, en estos casos el importe se hará efectivo el primer día laborable, es decir, el lunes siguiente en el transcurso del día.

Si el importe se hizo en fechas festivas el banco realizará el importe el siguiente día laborable luego del asueto.

Salvo en estas dos circunstancias específicas, los clientes suelen poder disponer del monto en un lapso de tiempo que rara vez supera las 12 horas luego de aprobado el crédito.

Ventajas de los créditos rápidos.

Aunque mucho se ha hablado de estos instrumentos, la verdad es que son pocos los que realmente comprenden el porqué en muchas situaciones es mejor solicitar uno de estos préstamos que usar una tarjeta de crédito.

Su rapidez los hace ideales para emergencias

Contrario a lo que ocurre con los préstamos bancarios tradicionales, los créditos al instante suelen ser aprobados en pocos minutos, evitando entre otras cosas, la gran cantidad de trámites burocráticos y el papeleo exagerado normal en las instituciones bancarias.

Cuantía controlable

Al prestar cantidades bajas te permitirá obtener una obligación limitada, evitando o al menos reduciendo el riesgo de que el préstamo termine afectando en gran medida tu capacidad de pago.

Altos intereses Vs pago rápido

Aunque estos préstamos suelen poseer un tasa de interés sorprendentemente alta, la verdad es que este no se ve reflejada en la cantidad que pagarás, de hecho, es factible que notes más los intereses de tu tarjeta de crédito que los de tu crédito al instante.

Esto, aunque suene ilógico posee una explicación lógica, los intereses de la tarjeta de crédito aplican de forma recurrente sobre la deuda, mientras que los generados en este tipo de créditos sólo logran afectar el monto durante sólo el lapso de tiempo que tengas para pagar.

¿Cuándo es buena idea solicitar un crédito online rápido?

Si bien cada quien es autónomo a la hora de decidir este tipo de cosas , la verdad es que por sus características existen circunstancias en las que estos créditos resultan la mejor idea.

Un claro ejemplo de esto es ante enfermedades inesperadas, pues de requerir algo de efectivo extra lo ideal es que sea rápido y sin inconvenientes, características propias de este tipo de préstamos.

De igual forma es factible solicitar uno de estos créditos en momentos en los que seas que a corto plazo tendrás el flujo de dinero necesario para cumplir con tu obligación, eso sí, siempre teniendo en cuenta que hacerlo generar intereses.